Síguenos en:

Tiempo de Cuaresma

CEA

“Vengan a mí los que están cansados y agobiados por la carga y yo los aliviaré”

Mt 11, 28

Nuestro Padre Dios es un Padre misericordioso y siempre está dispuesto a reiniciar un nuevo caminar a nuestro lado. Hoy nuestros alumnos de secundaria y preparatoria tuvieron la oportunidad de tener un encuentro personal y con Dios a través de un momento de reflexión y de la reconciliación. Nuestro Buen Dios siempre es un Padre de oportunidades. Uno es el que decide, cuándo, a qué hora, y en qué momento.

Es por eso que la Cuaresma es un tiempo que nos invita a la interiorización a fin de encontrarse con uno mismo. Cuando Dios le dice a Abraham ¿en dónde estás? No se refiere sólo a un espacio geográfico sino en ¿Dónde estás ubicado en el tren de la vida?.

El horizonte de la interioridad es la capacidad que Dios da al hombre para saberse encontrar, para saberse situar. Una vez que está situado pueda ir al encuentro del otro donde ve y experimenta el amor de Dios desde este momento de la vida.